Sección "Historia" - Epoca Pre-romana

"Los primeros aguaroneros ¿Eran Celtíberos?"

box

¿Y Antes Qué.......?

No existen restos que confirmen la presencia humana durante Paleolítico es lógico que la hubiera porque se encuentra en el paso entre otros lugares que sí la tuvieron. Lo que sí es cierto, por los restos encontrados en Aguilón, Tosos, Villanueva de Huerva, Alfamén y otros pueblos de la comarca, indican que fueron numerosos los asentamientos durante el Neolítico.

Conocemos población en la zona en la Edad de Bronce por utensilios de sílex que se han encontrado en los pueblos de alrededor, aunque estos hallazgos son sueltos y no pueden dar razón al establecimiento de núcleos sedentarios. Sobre el año 1700 A.C. se atribuyen unas hachas en los alrededores de Cariñena (La Vega) y un microburil en la Aldehuela de Santa Cruz, en el valle del Grío.

De arte rupestre lo más cercano conocido hasta ahora son los conjuntos de Cerro Felío y del Barranco del Mortero en Alacón y de alguna que otra muestra en Lumpiaque. Existen enterramientos en cuevas, en Calcena y en Torrijo de la Cañada, bajo roca en los alrededores de Calatayud y en fosa tumular en la Mezquita de Loscos.

Éstos datos nos pueden dar una pequeña idea de la vida de los primeros pobladores de la zona. Ya sobre el año 1000 A.C. se pueden hablar de pequeños núcleos de población en Muel, Alfamén, Longares, Villanueva de Huerva, Aguilón, Langa, Mainar, Villareal de Huerva, lo que nos da una densidad de población superior y sobre todo una muestra de sedentarismo en la zona. Durante la Primera Edad de Hierro ya se habla de una verdadera cultura en el Valle Medio del Ebro, que abarcaría hasta la zona, con poblados en Muel y Villanueva de Huerva y necrópolis en Épila, situados en cabezos.

Epoca: Periodo prerromano

Inicio: Año 600 A. C. Fin: Año 1 D.C.

Sobre el 500 A.C. ya podemos hablar de asentamientos de sedetanos, lusones y Belaiscos. En la época prerromana, Aguarón (o el asentamiento) perteneció al pueblo celtíbero de los Belaiscos, que tenían su capital en Contrebia Belaisca (Botorrita).

Ciudades celtíberas de Bilbilis, Segeda y Contrebia Belaisca

Los celtíberos se caracterizan por su concentración en ciudades o aldeas. Sus núcleos de población se sitúan en cabezos redondos de mediana altura rodeados de murallas. La ordenación de sus casas sigue el trazado de las calles, sin plazas ni lugares abiertos. Existe, además, una especie de castillos, con una finalidad militar, que se hallan en lugares estratégicos.

En el Cabezo de las Minas de Botorrita se hayan las ruinas de la antigua Contebacom Bel y Contrebia Belaisca latina. Las investigaciones realizadas sobre los restos de la ciudad celtibérica y romana han permitido delimitar su existencia entre el siglo V a.c. y finales del siglo II d.c. La destrucción del poblado, completamente incendiado, tuvo lugar el año 49 a.c., después de la victoria de César sobre los pompeyanos en Ilerda (Lérida), sin que fuera después reconstruida, como ocurrió con Azaila o con otros lugares de donde fueron expulsados los habitantes y destruidos los poblados. Bolas de piedra, de catapulta, indican la resistencia de los pobladores. Éstos contaban para la defensa de la ciudad con un foso y dos murallas.

Aquí resumimos en lineas generales su forma de vida:

RELIGIÓN: En la zona celtibérica del valle del Ebro predomina el culto a la Luna, así como a diversas divinidades asociadas a la naturaleza (Epona, Matrona, Logoves, Endovélico, Atecina, Bardua, Bormánico, Dercetio... sin excluir la práctica de sacrificios humanos.

CULTIVOS: Los celtíberos fabricaban pan de trigo y otra especie de pan con bellotas machacadas, y con mijo, castañas e higos. Conocían el cultivo del olivo y de la vid; elaborando vino y algún tipo de bebida fermentada derivada del trigo. POLÍTICA: Las tribus celtibéricas constituían una unidad política, y a veces se confederaban en casos de guerra. Se cree que sus poblados eran gobernados por consejos de ancianos.

ALFABETO: Respecto del alfabeto, los celtíberos adoptan el alfabeto ibérico propiamente, escrito de izquierda a derecha como el griego, mientras que en el sur se mantiene el alfabeto ibérico del sur, de orígen tartésico, muy similar al ibérico pero escrito de derecha a izquierda. COSTUMBRES: Eran monógamos, siendo las muchachas las que elegían a su esposo, empezando por los más fuertes y valientes. El pelo de los celtíberos se llevaba largo. Vestían, además de otros ropajes, con un calzón corto y unas medias, que parece ser el inicio de nuestra vestimenta tradicional. En el calzado los celtíberos adoptaron el uso de la sandalia ibérica.

NUMISMÁTICA: Las polis celtibéricas acuñaron plata y bronce. De Contrebia Bel(aiska) se conocen dos grupos de acuñaciones broncíneas, ambas con cabeza ibérica y en reverso jinete lancero o con palma. En el segundo grupo, ases de buen arte y otros de tipo degenerado, figurando ambos en el tesoro de Azaila, y siendo las monedas de escaso módulo y peso reducido (8 g.).

Contrebia Belaisca

Bronce de Botorrita

El llamado bronce de Botorrita I o gran bronce de Botorrita fue encontrado en 1970 y es el texto en celtíbero más largo que se ha hallado hasta la fecha. Se trata de una placa de bronce de unos 40x10 cm datada hacia el año 70 a. C. Consiste en un texto de 11 líneas en la parte delantera que se continúa con una lista de nombres en la parte trasera. Hay tres bronces más encontrados en la zona.

El Bronce II o TABULA CONTREBIENSIS es un texto en latín, el único traducido, que da noticia de un pleito del año 87 a. C. entre los habitantes de Salduie (actual Zaragoza) y Alaun (actual Alagón) por una canalización de aguas que querían realizar los primeros. Ambas partes aceptaron el arbitraje del senado de Contrebia Belaisca, que sentenció a favor de Salduie. Es la primera querella documentada en la Península ibérica.

Traducción: I. Primera fórmula (líneas1-5) sean jueces quienes del senado contrebiense se hallaren presentes. Si resulta aprobado que el terreno que los salluienses compraron a los sosinestanos para construir una canalización o hacer una traída de aguas-de cuyo asunto se litigia- lo vendieron los sosinestanos en pleno derecho a los salluienses, (a un) contra la voluntad de los allavonenses. En tal caso, si así resulta probado, sentencien estos jueces que el terreno-de cuyo asunto se litigia-, lo vendieron los sosinestanos a los salluienses, con pleno derecho; si resulta probado que no, sentencien que no lo vendieron con pleno derecho. II. Segunda fórmula (líneas 6-11). Sean jueces los mismos supraescritos. Si la ciudad-estado sosinestana fue por donde los salluienses, recentísimamente, amojonaron (terrenos) de manera oficial- de cuyo asunto se litigia-. Si podían los salluienses con pleno derecho hacer la canalización a través de un terreno público de los sosinestanos, por el interior de esos mojones. O si los salluienses podían, con pleno derecho, hacer la canalización a través de un terreno privado de los sosinestanos, por el cual tendría que discurrir la canalización, a condición (en tal caso) de que los salluienses pagaran dinero en la cuantía en que fuera tasado el terreno por el que discurriría la canalización. En tal caso, si así resulta probado, sentencien estos jueces que los salluienses pueden hacer la canalización con pleno derecho. Si no resulta probado, sentencien que no pueden hacerlo con pleno derecho. III. Tercera fórmula (líneas 12-14). Si sentenciaran que los salluienses podían hacer la canalización, que los salluienses paguen entonces corporativamente por el campo privado por el que será conducida la canalización, de acuerdo con el arbitraje de 5 (miembros) que la magistratura contrebiense designe (a tal fin) de su senado. IV. Sanción gubernamental romana (Línea 14) sancionó aprobatoriamente este procedimiento judicial Cayo Valerio Flaco, hijo de Cayo, general en jefe (=procónsul de la provincia Hispania Citerior). V. Fallo (Líneas 15-16) manifestaron (los jueces) esta opinión: "puesto que poseemos la facultad de juzgar, fallamos, en el asunto de que se litiga, a favor de los salluienses". VI. Intervinientes (líneas 16-20). Cuando este asunto fue juzgado estos fueron los magistrados contrebienses: Lubbo, de los Urdinos, hijo de Letondo, pretor (de Contrebia). Lesso, de los Sirisos, hijo de Lubbo, magistrado. Babbo, de los Bolgondisos, hijo de Ablón, magistrado. Segilo, de los Annios, hijo de Lubbo, magistrado.--ato, de los--ulovios, hijo de Uxentio, magistrado. Ablón, de los Tindilios, hijo de Lubbo, magistrado. La causa de los salluienses la defendió --asio, hijo de -eihar, salluiense. La causa de los allavonenses la defendió Turibas, hijo de Teitabas, allavonense. VII. (Línea 20). Actuado en Contrebia Balaisca (sic.), en los idus de mayo, siendo cónsules Lucio Cornelio (Cinna) y Gneo Octavio. (el 15 de mayo del año 87 a. C.) VIII. Marginalia (línea 21). Han aparecido, en el proceso, aún inconcluso, de restauración unas anotaciones minúsculas, bajo las palabras BALAISCAE y EIDIBUS, entre las que resultan legibles una D algo separada de dos XX juntas, pero casi con seguridad existen otros signos en ese registro, que se ignora si podrán ser leídos por completo. Las posibilidades de interpretación son varias, por lo que, de momento, nos abstenemos de pronunciarnos por ninguna en particular.